Image
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
RADIO MAGACCU
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
CalendarioCalendario
IMAGENES
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Lun Abr 11, 2016 5:38 pm.
Últimos temas
» Is this new to you?
Miér Ago 03, 2011 7:50 am por Invitado

» gran hermano 12
Sáb Nov 13, 2010 6:05 pm por Soraya

» paco marso
Vie Nov 05, 2010 5:20 pm por Soraya

» relatos de hallowen
Sáb Oct 30, 2010 5:24 pm por Soraya

» fin de semana de halloween
Sáb Oct 30, 2010 1:22 pm por traca

» te lo crees pues piensa
Sáb Oct 30, 2010 2:43 am por Invitado

» entre las tinieblas
Sáb Oct 30, 2010 2:40 am por Invitado

» hechos reales
Sáb Oct 30, 2010 2:36 am por Invitado

» ay teneis dos mas
Sáb Oct 30, 2010 2:27 am por Invitado

» tres lugares preciosos
Sáb Oct 30, 2010 2:25 am por Invitado

» Meriiiiiiiiiiiiiiiiiiiii............
Vie Oct 29, 2010 2:11 am por nena

» para meri guapaaaaaaaaaa
Miér Oct 27, 2010 10:03 pm por meri

Mejores posteadores
vaskita
 
Minero
 
elcaña
 
Magaccu
 
Soraya
 
angelica
 
nash
 
zesick
 
gaby
 
traca
 
GOOGLE
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
FACEBOOK
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Foro
Estadísticas
Tenemos 135 miembros registrados.
El último usuario registrado es jaleco.

Nuestros miembros han publicado un total de 396 mensajes en 271 argumentos.
fotos
 
para alguien muy especial
 
Programacion TV
Informacion Deportiva
Esperando Contenido Widget ...
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
VIDEOXAT
 V
 I
 D
 E
 O
 XAT
 V
 I
 K
 I
 N
 G
 A
                                                   SIGUEMEE
Image and video hosting by TinyPic

Comparte | 
 

 EL RINCON DEL MIEDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Minero

avatar

Cantidad de envíos : 131
Edad : 47
Localización : El Corazon de la Tierra. Minas de Riotinto
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: EL RINCON DEL MIEDO   Sáb Oct 18, 2008 1:05 am

Antes de irte a dormir, podras leer aqui algunos relatos que quizás perturbrn tu sueño.............. Cuidado, no todo es ficción.............Este es EL RINCON DEL MIEDO; un lugar que te arrepentiras de haber visitado...........Poneos comod@s; pero no os relajeis demasiado.............por lo que pueda pasar...............................
Volver arriba Ir abajo
http://elaticodejepane.blogspot.com/
Minero

avatar

Cantidad de envíos : 131
Edad : 47
Localización : El Corazon de la Tierra. Minas de Riotinto
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   Sáb Oct 18, 2008 1:09 am

MUERTA DE TERROR:

Como siempre, Julia sólo pulsó el botón de parada del vídeo cuando desaparecieron los últimos títulos de crédito de la película y la niebla se apoderó de la pantalla. Una vaga inquietud comenzó a apoderarse de ella. No tendría que haber visto una película de terror a horas tan tardías. Eran más de las doce y no le quedaba más remedio que acostarse y apagar las luces. Estaba sola en casa, a excepción de su hijo pequeño, que dormía plácidamente en la pequeña cama de su habitación. Su marido tenía turno de noche en la fábrica y no volvería hasta las siete de la mañana. Se había sentido aburrida y había puesto la película, una historia de muertos vivientes que la había impresionado más de lo que ella pensaba. La película duró más de la cuenta y ahora ella no tenía más remedio que apagar las luces y acostarse sola; tenía que levantarse temprano para ir a trabajar, iba a ser un día muy atareado, y no podía demorar más tiempo el momento de apretar el interruptor. Miró el reloj y la cama vacía e intentó borrar de su mente el oscuro temor de siempre a la oscuridad, a dormir sola, al espacio vacío debajo de su cama, a los armarios que, a esas horas de la noche, parecían ominosos y amenazadores. Uno de ellos tenía una puerta levemente abierta. La cerró del todo. Esa rendija de oscuridad siempre la había asustado, le parecía que, de repente, la rendija comenzaría a ampliarse, provocada por una mano invisible que empujaba la puerta. Notó como su pulso se estaba acelerando. No tenía que haber visto esa película. Lo que le había parecido entretenido a las diez de la noche, cuando podía oír las animadas conversaciones de los vecinos que le llegaban por la ventana entreabierta, ahora le parecía terrorífico. El silencio se extendía por todo el edificio y ella casi podía notarlo como un zumbido sordo y constante en sus oídos. Por fin, decidió irse a dormir y desterrar de su mente todos esos absurdos temores. No obstante, no pudo evitar cumplir con su inevitable ritual. Antes de apagar las luces miró debajo de la cama. Como siempre, nada. Nunca había encontrado nada que la pudiera intranquilizar, pero jamás, desde su infancia, había dejado de echar un vistazo. Aunque su marido se reía de sus miedos y, al principio, había intentado desterrar esa manía, con el tiempo la había aceptado como una pequeña excentricidad y, salvo alguna broma ocasional al respecto, la había dejado por imposible.

Después, lo de siempre. Se dirigió hacia el interruptor de la luz, lo apagó y, corriendo, se quitó las zapatillas y se metió en la cama, tapándose a continuación la cabeza y sintiendo su corazón latir algo más rápido de lo acostumbrado. La oscuridad la aterrorizaba. Intentó concentrarse en pensamientos alegres, su marido besándola por la mañana cuando llegara, su hijo de un año y medio despertando y buscándola; pero era imposible. Cuando dormía sola, antes de que el sueño se apoderase de ella, solamente miedos oscuros e ideas terroríficas venían a su mente. Solamente podía pensar en manos que la cogerían por los tobillos desde debajo de la cama, en la puerta del armario abriéndose con un crujido siniestro para dar paso a un ser de pesadilla... Sus manos atenazaban el borde de las mantas, rogaba que el sueño le sobreviniese pronto y despertar, como siempre, en la habitación bañada de luz.

Supuso que había pasado una media hora cuando comenzó a invadirla aquella agradable laxitud, la flojedad en sus miembros y su mente que ella siempre identificaba con la llegada del sueño salvador. Pero algo hizo que esa sensación desapareciese bruscamente. Oyó un ruido debajo de la cama. Su corazón comenzó a latir cada vez más deprisa, su boca se abrió, pero no pudo gritar. Pensó en un ratón, algún pequeño animal que reptaba por el suelo y que desaparecería en cualquier momento. Se aferró a esa idea con desesperación, para darse cuenta con un infinito de que aquel ruido no podía causarlo ningún vulgar ratoncillo. Eran unos siniestros crujidos, seguidos de una espantosa caricatura de respiración, algo así como el ruido que emite un asmático en una crisis, un espantoso y cavernoso gorgoteo. La mente de Julia comenzó a escapar hacia las regiones oscuras de la locura y el espanto infinitos. Aquello estaba reptando debajo de su cama, moviéndose siniestramente en la oscuridad, y aquel sonido de respiración parecía casi humano. En cualquier momento una oscura garra surgiría de debajo de su cama y atraparía su mano agarrotada por el terror, y algo monstruoso caería sobre ella. ¡Ahora, ahora, ahora! Esta palabra se repitió en su cabeza cada vez más deprisa, mientras Julia esperaba el momento fatídico, mientras su corazón latía desbocado, amenazando con estallar. ¡Ahora, ahora, ahora...!

El marido de Julia nunca logró olvidar lo que vio en su dormitorio cuando volvió de trabajar. Sus infrahumanos gritos de horror despertaron a todo el vecindario. Seguía gritando enloquecido cuando los vecinos, tras forzar la puerta de su piso, lo encontraron. Su mujer yacía boca arriba en la cama, los ojos espantosamente abiertos, las manos contraídas y agarrotadas aferrando el borde de las sábanas. Muerta. Muerta de miedo. Pero no menos horroroso fue lo que encontraron debajo de la cama. Un pequeño cuerpo asfixiado que, gateando, había ido a enredarse en unos plásticos, muriendo asfixiado tras una horrible agonía. ¡Su hijo pequeño, muriendo ahogado bajo la cama de su madre que moría de terror!

Volver arriba Ir abajo
http://elaticodejepane.blogspot.com/
Minero

avatar

Cantidad de envíos : 131
Edad : 47
Localización : El Corazon de la Tierra. Minas de Riotinto
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   Sáb Oct 18, 2008 1:11 am

EL CASTILLO DEL MIEDO

Allí estaban todos, a las afueras del tremendo castillo acondicionado para el espectáculo. Entre risas y recuperando el aliento comentaban las terroríficas experiencias dentro de aquel show de feria ambientado con los más variopintos personajes de la ficción y el terror. Llevaban tiempo queriendo ir a un acontecimiento de esas dimensiones. Habían estado casi dos semanas preparando el castillo en ruinas que hay a las afueras del pueblo y para las fiestas del mismo se dio inauguración a aquel magnífico pasatiempo. Yolanda y sus amigos habían estado contando los días con ansiedad y, el mismo día en que se abrieron las enormes puertas de madera vieja carcomida por los años, estaban todos impacientes en primera fila, con la entrada ya arrugada de tanto viajar en sus bolsillos. No faltaba ninguno de los amigos de Yolanda. Estaba Alejandro, todo extravagante él, amante de las fantasías más rebuscadas y horrorosas dentro de su mundo particular de seres inhumanos y parajes de ultratumba, le encantaba toda esta parafernalia y no quería perderse tal acto. No podían faltar tampoco Isa y Mario, la parejita feliz que insistían nerviosamente en dejarlo para otro día, decían que eso era cosa de críos y ellos que estaban pensando en casarse ya tenían edad para otro tipo de diversiones más adultas. Pablo, el típico machote que nunca teme a nada también estaba en el grupo de los primerizos anunciando que a él no le iban a acojonar cuatro payasos de feria disfrazados con la cara blanca y cuatro manchas de sangre. Y como no, Mari, la histérica del grupo que haría que todo fuera más divertido y espeluznante al tiempo. La cuadrilla al completo. El grupo era de siete personas, ellos seis y un muchacho que habían visto por allí pero que nadie conocía.

La experiencia fue absolutamente una descarga de pura adrenalina, gritaron, corrieron, rieron y golpearon por todo el trayecto, haciendo caso omiso de las advertencias previas del sacerdote que no les dejó ver la cara al comienzo de la expedición. Pero ahora ya había pasado y se encontraban caminando hacia los coches y comentando la experiencia.

- A mi el que más impresión me ha dado ha sido el tipo ese con las tripas fuera y la cara medio desfigurada… – decía Mari. – me ha dado un asco y un nosequé…- hacía un gesto de descomposición y retorcía toda la cara para darle más expresividad a lo que contaba.
- No sé, a mi me ha parecido muy light- decía Alejandro, acostumbrado a ver escenarios más sangrientos y cargados de violencia. La colección de su videoteca era una auténtica orgía gore de títulos vomitivos.
- ¿Y a vosotros tortolitos qué?¿Os ha gustado? Je, je. No os habéis separado el uno del otro ni un segundo ¿eh?- Pablo les vacilaba, les había visto realmente asustados entre las negras paredes de los pasillos, oscuros e interminables. Le divertía la idea de engrandecerse ante tal cobardía y se mofaba de la pareja.
- Me parece que tu eres el menos indicado para hablar, machote, que no te separabas de la pared y te hemos visto todos dar más saltos que una rana…- contraatacaba Mario con ironía y aún recuperando la respiración.


Yolanda permanecía callada, aún pensaba en la cantidad de sensaciones que habían recorrido su cuerpo y su mente, todo era tan real… Ahora estaban hablando de los personajes que a cada uno había impresionado más. A pablo le gusto muchísimo cuando aquellos nazis motorizados y equipados con una estrella de la muerte iban a su caza con las caras descompuestas y sin parar de gritar y humillarles verbalmente. La niña del exorcista había causado una gran impresión a Alejandro que no había podido evitar permanecer un momento admirando aquella escena, ausente y con la mirada perdida en la desquiciada niña. Le había gustado sobremanera, aunque fuese un poco suave para su gusto. A Isa le profirió un miedo atroz el desfigurado de la motosierra que salió corriendo detrás de ellos, como si estuviesen en la matanza de Texas versión española. Mario tenía un poco más de estómago, pero no pudo evitar sonrojarse al comentar que casi vomita al pasar por la sala de torturas y ver las atrocidades que vieron. Mari flipó con el de las tripas, pero lo que de verdad asustó al grupo en general fue cuando el chico que se unió a su grupo desapareció de repente y luego lo vieron muerto en uno de los ataúdes de la sala de Drácula, por supuesto era parte del show, pero les provocó un buen susto cuando se acercaban y éste les saltó encima como un poseso. En definitiva fue divertido. Ya estaban llegando a los coches y ya sonaban las llaves saliendo de los respectivos bolsillos. Seguían hablando, riendo y dándose empujones mientras imitaban a alguno de los personajes.

- ¿Y a ti que es lo que más te ha impresionado Yolanda?- comentaba Alejandro mientras escogía la llave de la puerta del coche.
- ¡Puff! A mi me ha helado la sangre lo del fantasma, parecía tan real… no sabía yo que pudieran hacerse holografías de tal calidad, casi he sentido frío y todo cuando ha pasado a mi lado y me ha susurrado al oído.- La cara que en principio era de alivio y esbozaba una sonrisa ensombreció al ver como sus compañeros se quedaban estáticos y palidecían. - ¿Qué? – Preguntó.
- Yolanda… – Mario tragó saliva con dificultad. – No había ninguna escena en la que saliese un fantasma. ¿No te lo estarás inventando para acojonarnos verdad?
- No… no. – Yolanda estaba ahora más asustada que nunca y la cara se le descompuso de horror. – Yo lo vi, yo… no sé…
- ¿Has dicho que te susurró al oído?¿Qué te dijo?- Alejandro sabía de estos temas y le gustaba indagar, su curiosidad acerca de todo lo macabro era insaciable y le llenaban de un morbo indescriptible.

Yolanda dirigió la mirada al suelo, se frotó las manos nerviosamente y cuando volvió a levantar la cabeza tenía los ojos bañados en lágrimas. Consiguió hablar entre sollozos y miró compungida a sus compañeros que aguardaban con angustia las terribles palabras que ninguno de ellos jamás olvidaría, especialmente Yolanda, y que provocaría muchísimas noches en vela a más de uno de aquellos seis jóvenes..

- Me dijo… “pronto nos volveremos a ver�?.



Última edición por Minero el Sáb Oct 18, 2008 1:24 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://elaticodejepane.blogspot.com/
Minero

avatar

Cantidad de envíos : 131
Edad : 47
Localización : El Corazon de la Tierra. Minas de Riotinto
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   Sáb Oct 18, 2008 1:19 am

EL ESPIRITU DEL NIÑO MUERTO:
"Cuando ocurren cosas, normalmente es a una persona o un grupo de personas compartiendo la misma experiencia, pero esto que voy a contar sucede en un pueblo, y ocurre a todos sus habitantes, los cuales ya están acostumbrados... Pero yo, como
visitante, y mis primas, hemos vivido unas experiencias que a la gente de allí les parece "normales".

Fuimos a ese pueblo donde mis tíos tenían en las afueras una casa cerca del pantano. Para ir al pueblo tenías que seguir
un camino de tierra durante cuatro kilómetros hasta llegar.

Como en la casa de noche nos aburríamos, mis tíos nos
acercaban al pueblo en coche para que pasáramos allí unas horas con los chicos del pueblo. Era verano y las noches invitaban
a pasarlas hablando y disfrutando de compañía.

Los chicos del pueblo al principio nos parecían muy fantasiosos o que nos querían meter miedo. Decían que algunas noches
se oía el gemido de un niño pidiendo ayuda... pero no venía de ninguna parte, sino de todo el pueblo. Cada uno de los habitantes lo oía en su propia casa, en la calle, en la tienda, en el bar... partía de las paredes, del suelo... a veces incluso sentían
un empujón violento que los lanzaba al suelo... Contaban que
incluso una mujer embarazada perdió a su hijo en la plaza una tarde en la que se encontraba hablando con unas amigas al sentir que unas manos aprisionaban su vientre con tanta fuerza que la hizo abortar allí mismo. Ella estuvo a punto de morir y
cuando se recuperó, se fueron del pueblo y no volvieron a él.

Les preguntamos que quién podría provocar esas cosas... y que después de lo de la mujer ¿cómo es que la gente no se va del pueblo también? Entonces nos contaron una especie de leyenda y del por qué creen que "eso" atacó tan ferozmente a la mujer.

Hacía unos diez años, unos niños del pueblo decidieron irse una noche de verano a otro pueblo vecino. Para ello tenían que
atravesar un campo donde en uno de los laterales estaba el cementerio que compartían los dos pueblos y que se hallaba
justo a la mitad del camino.

Cuando ya estaban bien avanzados oyeron un crujido a sus espaldas. Era el hermano menor de uno de ellos. Le instaron a que se volviese a casa pues no querían cargar con críos y éste se negó en rotundo, más que nada es que le daba miedo volverse solo.

Entonces decidieron despistarle. Al llegar a la altura del cementerio dijeron que iban a jugar para esconderse en él. Como había luna llena se veía bastante bien, este chico aceptó sin
sospechar nada... Ya en el cementerio, uno contaba y los demás se escondieron todos juntos, mientras este chico se escondía en otro lado pensando que todos estaban haciendo lo mismo.

Cuando ya le perdieron de vista, los chicos se reunieron y salieron por una de las tapias dejando a este chico escondido. No podían evitar reirse de lo fácil que había resultado engañarlo hasta que oyeron un grito desgarrador... Al principio pensaron que se trataba de una broma, hasta que el segundo grito reaccionaron y volvieron a entrar en el cementerio... Estuvieron buscando por todas partes pero no le encontraron, gritaron su nombre, dieron vueltas y más vueltas y nada.

Al cabo de muchas horas, cuando ya despuntaba el alba decidieron buscar ayuda en el pueblo con la esperanza de que el chico les hubiese gastado una broma y se hubiese ido a casa.

Al llegar al pueblo, el hermano fue a su habitación, no había dormido allí, la madre le preguntó por su hermano pequeño y éste le tuvo que contar la verdad. La madre avisó al padre y éste a todo el pueblo... Salieron todos en busca del muchacho al cementerio.

Cuando llegaron allí, uno de los vecinos descubrió con terror que el cuerpo del chico se encontraba en una de las fosas que acababan de abrir días antes para un nuevo difunto... El chico tenía la cabeza reventada, los huesos de las piernas y de los brazos retorcidos en una figura grotesca, los ojos cristalizados por el pánico y la boca en una mueca de absoluto terror...

Fue un día negro en todo el pueblo, nadie se explicaba lo que había ocurrido allí. El hermano, con los años, fue internado en un psiquiátrico pues decía que su hermano se estaba vengando de él, le veía en todas partes, le pegaba... Los médicos le diagnosticaron neurosis obsesiva post-traumática, pero no podían explicar los contínuos moratones que aparecían por todo su cuerpo, incluso en la cara...

Al cabo de unos años, la madre de estos hermanos se quedó embarazada... y a los siete meses le ocurrió lo que ya contaron
antes: Algo había provocado la muerte de su bebé y quizás su propia muerte de la que escapó por poco. Los chicos decían
que los gritos que oían por las noches eran iguales que los que oyeron en el cementerio.

Oyendo esta historia la verdad es que les creímos... habíamos pasado un buen rato de miedo y nuestro tio nos vendría pronto a recoger para llevarnos a casa...

Cuando íbamos hacia el coche, sentí un golpe fuerte en mi espalda que me obligó a apoyarme en mi prima de una forma violenta. Casi nos vamos las dos al suelo... Miré hacia atrás, pero los chicos estaban hablando entre ellos a unos tres metros de nosotros.

Mi tío dijo que me había tropezado. Mi prima, sin convencerse del todo, fue hacia los chicos, cuando de repente volvió la cabeza hacia el otro lado de forma violenta... Dijo que alguien la había abofeteado... y tenía una mano marcada en la cara... una mano pequeña...

Nos asustamos muchísimo... y empezamos a gritar presas de la histeria... Los chicos vinieron a auxiliarnos mientras mi tío abría el coche rápidamente para meternos dentro. Los chicos hicieron
una barrera con sus brazos protegiéndonos de lo que fuese y pudimos meternos en el coche. Por el cristal pude ver cómo golpeaban a algo invisible que les estaba atacando. Mi tio condujo a gran velocidad tocando el claxon como un loco. Al llegar a la casa llamó a mis otros tios y todos fueron al pueblo a ayudar a los chicos, pero ya todo había pasado. Éstos se encontraban agotados por la lucha, con arañazos, golpes... pero dijeron que estaban acostumbrados, que no pasaba nada.

Las agresiones en ese pueblo son esporádicas y no siempre a las mismas personas... pero ellos sienten que tienen que estar
ahí para que ese niño que murió de forma tan violenta no esté solo... Llegará el momento en que pueda descansar en paz."

Volver arriba Ir abajo
http://elaticodejepane.blogspot.com/
angelica

avatar

Cantidad de envíos : 59
Fecha de inscripción : 11/09/2008

MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   Dom Oct 19, 2008 12:59 pm

puff que miedo...
Volver arriba Ir abajo
Minero

avatar

Cantidad de envíos : 131
Edad : 47
Localización : El Corazon de la Tierra. Minas de Riotinto
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   Lun Oct 20, 2008 1:18 am

SHEILA:
Habíamos comprado una botella de whisky,coca-cola,hielos y vasos,lo ideal para tomarnos unas cuantas copas en la playa mis tres amigos y yo.

Hacía una noche estupenda,el cielo estaba precioso,muchas estrellas y una preciosa y gigantesca luna llena.Hablábamos de las chavalas,de fútbol,de motos,de lo gran fiesta que íbamos hacer para acabar el verano,la conversación estaba muy animada,así que uno de mis amigos y probablemente bajo los efectos del alcohol,empezó a contarnos chistes muy malos, pero nosotros también estábamos bajo los efectos del alcohol y nos reíamos más;hasta que uno de mis amigos nos contó una leyenda que había escuchado en un pueblo mientras estuvo de vacaciones,se puso muy serio y parecía que no había bebido ni una gota de alcohol,"escuchadme os voy a contar una leyende que me enteré hace poco en el pueblo de mi padre,vereis,al parecer cuando hay luna llena,si te metes en la ducha y cierra los ojos y repites tres veces Sheila"..."no me lo digas,¡aparece Sheila! ¿verdad?" le interrumpí yo con tono burlón, "aahhhn,tú también te sabes las historia" me dijo mi amigo sorprendido,"no me la se,pero eso es un clásico tío,si subes las escaleras y repites Verónica tres veces,aparece el fantasma de Verónica y te empuja...jajaajajajajajja" empezamos a reírnos los tres amigos.

Pedro no se reía e incluso llegó a enfadarse,"ustedes reiros pero esa niña ha matado a mucha gente ,"bueno,¿y quien coño es o era Sheila?" le preguntó uno de mis amigos, "pues....era una niña que murió desangrada en el baño,porque creo que resbaló y se dió
un fuerte golpe en la cabeza,intentaba pedir ayuda,pero nadie la escuchaba,su madre no la escucho porque estaba borracha,y ahora pues...busca venganza o algo así"

Miré a mis otros dos amigos y empezamos a descojonarnos de risa,Pedro que fue el contó la historia se cabreó mucho y nos dijo que el siempre se duchaba con los ojos abiertos y cantando desde que escuchó esa historia,nosotros más nos reíamos,pero en parte tenía razón porque fuera verdad o mentira siempre que te dicen que no pienses en algo...lo haces,es increíble.

Así que seguimos con nuestra charla y con nuestras copas,cuando el whisky se acabó nos fuimos a bailar a una discoteca y de ahi para casa.

Durante el camino de vuelta,uno de mis amigos dijo la mayor gilipollez que se podía decir en esos momentos,"no teneis cojones de ducharos ahora......",Pedro miró al cielo y vió la enorme luna llena,"si decis tres veces Sheila,os podeis llevar una sorpresita..." dijo. Fran nos miró a los tres y nos retó a ducharnos,sin o diciendo Sheila,porque luego de la ducha nos íbamos a conectar a internet para contar nuestra "experiencia con sheila".

Al principio me pareció una buena idea incluso graciosa,pero al final no lo fue.

Llegó el momento de separarnos a pesar de las risas,había cierto cague en la cara de mis amigos, y también por supuesto en la mía.Cuando llegué a mi casa,entré en mi cuarto y me desnudé,me
dirigí al cuarto de baño y encendí la luz,suspiré y cerré la puerta.
Antes de entrar en la ducha tengo que reconocer que me lo pensé bastante pero al final entré, así que abrí el grifo y empezé a echarme el agua por el cuerpo,la verdad es que se apetecía esa ducha ya que habíamos sudado mucho en la discoteca y hacía una calor impresionante,empecé a echarme agua por la cara y cerré los ojos,en ese momente a mi mente se le vino un solo pensamiento, "Sheila,Sheila,Sh.." y rápidamente abrí los ojos,estaba acojonado,había estado apunto de decir el nombre de Sheila tres veces y...pero que coño estaba diciendo,yo mismo me había reído de eso y ahora estaba acojonado,vaya estupidez.
Así que de nuevo lleve la ducha a la cara y volví a cerrar los ojos..."Sheila,Sheila,Sheila" y ahi se quedó en blanco mi mente,abrí los ojos,jodeeer lo había dicho,me quedé totalmente inmovil,había un silencio sepulcrar cuando de repente,¡CHAS!,la luz del baño se apagó,y al ocurrir esto,escuché un ¡Clic!,era el sonido del cerrojo de la puerta que se había echado.

En ese momento me encontraba a oscuras,podía ser una casualidad lo de la luz,¿pero lo del cerrojo?,será algo que se habrá caído en la cocina,pensé.Estaba totalmente paralizado, solo se escuchaba el agua de la ducha, totalmente a oscuras,no me atrevía a abrir la cortina de la ducha,estaba muerto de miedo,mi respiración era fuerte y rápida y mi corazón parecía que se iba a salir de mi pecho.No se cuanto tiempo pasó cuando la cortina de la ducha se movió de tal manera como si alguien hubiera pasado rápidamente al lado suya y la había movido con el viento,fue cuando el cuarto de baño empezó a recobrar la luz debido a la intensa luna que había,fue cuando vi la silueta de una niña através de la cortina del baño,solo veía eso estaba aterrorizado,la silueta cada vez se acercaba más,mi respiración era muy intensa y sonora,la silueta de la niña estaba delante de la cortina del baño,yo tenía la ducha en la mano,se me pasó por la cabeza darle un golpe a esa cosa,pero no me podía mover,así que paso sus manos por la cortina con la palma abierta de arriba abajo y de abajo arriba,notaba como su cabeza estaba totalmente apoyada en la cortina,parecía que iba a entrar en la ducha,sus manos no dejaban de moverse hacia arriba y hacia abajo,no paraba y cada vez lo hacia más rápido y con más intensidad,yo no sabía que aspecto tenía,solo parecía tener el pelo largo, solo eso,no sabía como iba vestida ni nada,el miedo cada vez se apoderaba más de mi,la silueta no se quitaba de la cortina y yo cada vez estaba más asustado,mi corazón latía a un ritmo frenético, creía que me iba a dar un infarto o a desmayarme,yo aguantaba en la ducha,no hacía nada y ella tampoco,asi que cerre los ojos y pensé "vete,vete,vete" cuando los abrí la silueta ya no estaba alli,y la luz vino,fue cuando abrí la cortina del baño y ver reflejada en el espejo una cara totalmente blanca y unos labios acorde con la cara,tenía los ojos de un color celeste pero muy claro y un pelo largo y mojado,me dedicó un breve sonrisa mientras me miraba con los ojos muy abiertos, desapareció a los pocos instantes, entonces abrí el cerrojo que aún seguía puesto y salí corriendo a decirselo a mis padres, "papa,mama....una niña, en el baño,una niña muerta," mis padres estaban dormidos y se llevaron un buen susto,creían que había tenido una pesadilla, pero joder estaba desnudo y muerto de miedo,temblando,tanto era mi miedo que esa noche tuve que dormir con mi madre y mi padre se tuvo que ir al sofá.

Al día siguiente,mi madre me despertó,"te tengo que dar una mala noticia",aún tenía el miedo metido en el cuerpo,entonces mi madre me dijo que Fran y Carlos habían muerto por causas desconocidas en esa noche,entonces rompí a llorar,"fue la niñaaa,fue la niñaaa.." no paraba de repetir una y otra vez,"¿que niña cariño?" me dijo mi madre,"Sheila,si dices su nombre mientras te ducha y hay luna llena,aparece su espíritu para matarte",mi madre me miró y me dijo "hijo mío es normal que pienses esas cosas,es un golpe muy duro", "es verdad jodeeer,yo la vi anoche, pero no se porque no me hizo nada",mi madre no me creía y yo cada vez sentía mas impotencia.

Estuve el día entero en mi casa,sin salir,sin llamar a nadie,fue cuando me dí cuenta que a Pedro no le había pasado nada,me levanté para llamarlo pero no pude.

Cuando asistimos al funeral de Fran y Carlos allí estábamos todos los amigos,una vez que concluyó Pedro se acercó a mi y me dijo,"no quiero hacer leña del árbol caído,pero yo tenía razón","¿como que a ti no te paso nada?" le pregunté a Pedro,"pues porque yo no me duché" me dijo con una triste risa en sus labios,"¿y porque a mi no me hizo nada?",Pedro me miró seriamente, "no lo se,quizas tuviste suerte de tener cortinas en tu baño",me dijo riendose, a estas palabras yo le afirmé con la cabeza mientras dibujaba una breve risa en mi boca.

Al llegar a casa no quería entrar en el baño,pero lo tuve que hacer por necesidades fisiológicas,al entrar en el baño sentí un escalofrío en todo mi cuerpo y notaba la presencia de alguien o algo,cuando acabé salí corriendo hacia los brazos de mi madre, estuve así casi un mes entero,hasta que me acostumbré a ese escalofrío y a esa presencia fantasmal que me acompañaba en cada meada.
Hoy en día han pasado 3 años de todo esto,aún cuando entro en el baño siento ese escalofrío y la presencia de alguien,¿quizas Sheila?,puede ser porque una vez duchándome (ahora utilizo el método de Pedro,cantar y tener los ojos muy abiertos), sentí que alguien estaba allí,pero seguía cantando,escuchaba como escribían algo en el espejo, aprovechando que este estaba empañado,al salir de la ducha no me lleve ninguna sorpresa al leer alli mismo "TE ESPERO,SHEILA".




Volver arriba Ir abajo
http://elaticodejepane.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL RINCON DEL MIEDO   

Volver arriba Ir abajo
 
EL RINCON DEL MIEDO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Miedo a petardos y ruido
» Una historia de miedo.
» Mi cobaya tiene mucho miedo!!!!
» Nuestras mascotas y el miedo a las tormentas
» Reacciones estúpidas ante el miedo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
TODO-INFO :: EL MUNDO DE LA LECTURA-
Cambiar a: